Diferencias entre instalaciones de autoconsumo con y sin excedentes

Alimentos de autoconsumo

SolarCity es una aplicación web de simulación creada para ayudar a hogares, empresas y autoridades municipales a evaluar sus perspectivas de generación de electricidad mediante sistemas solares fotovoltaicos (FV) instalados en tejados.

La simulación de la irradiación solar de SolarCity es muy precisa. Para estimar correctamente los efectos del sombreado, los tejados se capturan en tres dimensiones, determinándose la inclinación y los azimuts respectivos de cada sección del tejado antes de aplicar las simulaciones de sombreado (véase la metodología).

Calculamos la cantidad de energía (en kWh) que puede producirse a partir de la luz solar en función del tamaño de la instalación (en kW) al año. En este caso, el usuario puede utilizar cualquier eficiencia de conversión que corresponda a la tecnología de interés para calcular el rendimiento.

Se estima que la incertidumbre combinada de los modelos utilizados para realizar estos cálculos (irradiación y rendimiento) suele rondar el 5% cuando se alimentan con datos de entrada precisos. Sin embargo, al tratarse de la primera aplicación con atributos de tejado calculados a partir de imágenes obtenidas por satélite con una resolución de 1 m, la estimación precisa de la incertidumbre se actualizará tras el lanzamiento de la plataforma.

¿Cuál es la diferencia entre consumo y autoconsumo en energía solar?

Desde un punto de vista económico, la energía solar sólo funciona cuando sustituye a la energía que se habría comprado a la red. Es lo que se conoce como “autoconsumo”. La energía solar que no se utiliza se devuelve a la red (lo que se conoce como “exportación”) y tiene muy poco valor para el consumidor.

  La energía solar en Colombia en 2023

¿Cuáles son las ventajas y desventajas relativas de tener un sistema solar con o sin conexión a la red?

Los sistemas solares conectados a la red tienen muchas ventajas: son los más rentables y menos propensos a fallos. Su principal desventaja es que no pueden suministrar energía cuando la red no funciona.

Autoconsumo frente a consumo

En los últimos años, el auge del autoconsumo fotovoltaico ha hecho que los paneles solares se hayan convertido en un elemento habitual en los paisajes urbanos y rurales de todo el mundo. El auge de este tipo de autoconsumo, que también forma parte de la lucha contra el cambio climático, es el resultado de los avances tecnológicos, el abaratamiento de los componentes necesarios para estas instalaciones, la reducción de la burocracia y las ayudas tanto a nivel local como nacional.

El término “fotovoltaico” se compone de las palabras “foto”, que procede del griego “phos”, que significa “luz”; y “voltaico”, que tiene su origen en el campo de la electricidad, como homenaje al físico Alessandro Volta, inventor de la pila. Por tanto, la energía fotovoltaica puede definirse como la energía producida por la luz. Aunque la era moderna de la tecnología solar comenzó en 1954, cuando los Laboratorios Bell descubrieron accidentalmente que los semiconductores de silicio dopados con ciertas impurezas eran hipersensibles a la luz, los paneles solares no se fabricaron en serie hasta la década de 1990. Ahora son parte esencial del auge del autoconsumo fotovoltaico, que es el tipo más extendido de generación de electricidad para autoconsumo.

  Tipos de Bombas de Agua

Autoconsumo energético

Las energías renovables han traído una nueva forma de consumir energía eléctrica. Un ejemplo es el autoconsumo eléctrico. Su reciente auge se debe a que la instalación de las tecnologías que lo hacen posible son cada vez más asequibles y a que ahora hay menos trámites administrativos. Descubre una forma de ahorrar en la factura de la luz mientras luchas contra el cambio climático.

El uso de energías renovables para generar electricidad es tendencia en todo el mundo. Pero no sólo a gran escala, con las grandes empresas generadoras y distribuidoras de electricidad, sino también a pequeña escala, es decir, a escala del consumidor. El autoconsumo, que rompe con el sistema tradicional de generación de electricidad en centrales que luego se distribuye a nuestros hogares, ofrece a los consumidores la posibilidad de generar su propia energía. Las principales ventajas son el aumento de la autonomía y la reducción de costes.

El autoconsumo eléctrico se produce cuando particulares o empresas consumen energía producida por instalaciones de producción que están próximas a las de consumo y se asocian a ellas, por ejemplo, paneles fotovoltaicos o miniaerogeneradores. Además de contribuir a frenar el cambio climático mediante el uso de energías renovables, esta modalidad de consumo tiene otras ventajas tanto para los consumidores como para la sociedad. Veamos algunas de ellas:

Agricultura de autoconsumo

A lo largo del mes, su instalación fotovoltaica puede llegar a producir más energía de la que consume. Lo que ocurre en esa situación es que el excedente de energía se transfiere a la red de distribución.  Usted recibe una compensación económica por estos excedentes.

  15 trucos para ahorrar energía en casa

La normativa vigente también explica por qué el precio al que usted vende su excedente de energía es inferior al precio que paga por la energía que consume de la red.  La tarifa de acceso a la red eléctrica y el coste de producción de la electricidad son la causa de esta diferencia de precios.